L24.7416
Finanzas

El Salvador: Avalan nuevo impuesto de 5 % a los seguros para financiar a bomberos

Las aseguradoras consideran que este sería el impuesto de su tipo más alto de Latinoamérica e impactará los costos para más de 1,5 millones de personas.

2022-10-05

Por Leonel Ibarra - estrategiaynegocios.net

La Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó la noche del martes (4.10.2022) una nueva legislación para reestructurar al Cuerpo de Bomberos en la cual se incluyó la creación de un nuevo impuesto a los seguros en el país para financiar a la institución, medida que es considerada por las compañías aseguradoras como el más alto de su tipo en Latinoamérica.

Según el artículo 41 de la “Ley del Cuerpo de Bomberos de El Salvador”, constituye el hecho generador del impuesto Ad-Valorem, “la contratación de todo tipo de seguros que se venda en el país; así como la extensión, renovación o modificación de las respectivas pólizas”.

Sin embargo, se ha excluído de lo regulado en el inciso anterior, a los seguros contratados con relación a créditos hipotecarios, así como la extensión, renovación o modificación de sus respectivas pólizas.

Puede leer: Lanza MIA Hub, la primera comunidad ‘insurtech’ para Latinoamérica

La ley, propuesta a finales de agosto pasado por el Ministerio de Gobernación, señala la creación de un impuesto Ad-Valorem del 5 %, sobre la prima del monto asegurado; así como la extensión, renovación o modificación de las respectivas pólizas, excluyendo de dicho precio el Impuesto a la Transferencia de Bienes Muebles y a la Prestación de Servicios.

Impacto para 1,5 millones de asegurados

Al respecto, la Asociación Salvadoreña de Empresa de Seguros (ASES), dijo -mediante un comunicado- que aunque respaldan la modernización del Cuerpo de Bomberos con el objetivo que desarrolle sus funciones de manera eficaz y eficiente, consideran que este impuesto “impactará más de 1,5 millones de asegurados salvadoreños” al aplicarse a todos los tipos de seguros.

ASES señala que la propuesta del 5 % sobre todo tipo de seguros colocaría al país con el impuesto de bomberos más alto de Latinoamérica.

Según datos de 2020 de la Federación Interamericana de Empresas de Seguros (FIDES), Costa Rica tiene un impuesto similar del 4 % y Venezuela del 1 %.

“Las buenas prácticas de inclusión financiera impulsadas por los gobiernos a nivel internacional buscan incentivar la contratación de seguros promoviendo incentivos y evitando grabarlos con cualquier impuesto en especial los de vida y salud”, señala el comunicado de la gremial.

Por ello, agregan, solicitaron a la Asamblea Legislativa considere para afectar lo menos posible a los asegurados se establezca el impuesto del 5 % específico para los seguros de incendio y líneas aliadas y les brinden un espacio para compartir aportes técnicos y operativos de cara a la aprobación de esta propuesta de ley “para que este esfuerzo sea viable y sostenible en el tiempo”.

De interés: Guatemala: mercado asegurador crece 12,4 % en primer semestre de 2022

Ingreso de US$40 millones al Estado

Según estimaciones gubernamentales, con este impuesto se recaudará aunalmente unos US$40 millones, cifra cercana a los US$48 millones que pagaron en 2020 las aseguradoras en impuestos directos totales. Originalmente, la propuesta de ley establecía que el 75 % del monto cobrado será para los bomberos y 25 % se incorporará al presupuesto del ministerio de Gobernación, para ser utilizado en actividades de Protección Civil.

Sin embargo, a última hora esto fue modificado y ahora el Ministerio de Hacienda deberá realizar el trámite correspondiente para incorporar estos fondos en el Presupuesto General de la Nación.

Al respecto, el analista económico, Rafael Lemus, señala que el presupuesto del Cuerpo de Bomberos de El Salvador es de US$5 millones para 2022 y en años previos menos de US$4 millones por lo que este nuevo impuesto “en realidad tiene un fin fiscal claramente” pues la base del impuesto es todo tipo de seguro. “Nada tiene que ver con bomberos un seguro de vida, crédito o vehículos”, dice Lemus.

Además, apunta que no existe restricción para las empresas de seguros de aumentar las primas en el próximo contrato de seguro.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE