Revista Estrategia y Negocios

Empresas & Management
19-07-2024
Con una acertada gestión de emociones se logra una comunicación más productiva; se hace más fluida la adaptación al cambio; se navega el estrés con mayor resiliencia; se abre la mente a la creación y, al final, se puede alcanzar un mayor disfrute en el hacer.