L24.7488
Finanzas

Diez temas a tener en cuenta en la banca global en 2023

A partir de este año, la incertidumbre y el riesgo para la banca internacional siguen siendo elevados, señala un reporte de la agencia calificadora de riesgo S&P.

2023-01-12

Por estrategiaynegocios.net

Como era de esperar, a pesar de un exceso de riesgo por la pandemia, los sectores bancarios globales nuevamente evitaron crisis importantes en 2022.

Las medidas de apoyo relacionadas con COVID-19 se eliminaron gradualmente a fines de 2021, pero los préstamos que se beneficiaron de la indulgencia en el punto álgido de la pandemia demostraron ser más resistentes de lo que muchos esperaban, y los préstamos morosos no aumentaron notablemente en 2022. Sin embargo, a partir de 2023, la incertidumbre y el riesgo siguen siendo elevados.

Más noticias en estrategiaynegocios.net

La unidad de Inteligencia de Mercado de la agencia calificadora de riesgo S&P presenta los 10 principales temas a tener en cuenta en la banca global en 2023:

1. Crecimiento del crédito se desacelera, pero no se contrae. La combinación de tasas de interés más altas, condiciones de liquidez más estrictas y aversión al riesgo en un contexto de crecimiento económico mundial más débil ralentizará el crecimiento del crédito en la mayoría de las regiones. Sin embargo, sigue siendo poco probable que se produzca un fuerte retroceso en la provisión de crédito, en parte debido a la falta de grandes auges crediticios durante la última década.

2. Presión sobre el servicio de la deuda elevará la morosidad. La normalización de las tasas de interés y la eliminación del apoyo y la indulgencia extraordinarios de los prestatarios que enmascararon los problemas de calidad de los activos en el punto álgido de la pandemia ejercerán una presión alcista sobre los préstamos morosos este año. La combinación de una política monetaria más estricta y la desaceleración del crecimiento económico mundial afectará la capacidad de los prestatarios para pagar la deuda, lo que conducirá a un aumento gradual a principios de 2023, lo que a su vez perjudicará la rentabilidad bancaria y las reservas de capital.

3. Países permitirán que las fuerzas del mercado se reafirmen en 2023. La indulgencia y otros apoyos específicos de los prestatarios seguirán siendo importantes para detener el deterioro de la calidad de los activos en países que implementaron tales medidas en 2022 en respuesta a las presiones de los costos y las tasas de interés más altas.

De interés: El criptobanco Silvergate despedirá al 40 % de su plantilla por crisis del sector

4. Los vínculos entre bancos y soberanos se expandirán en África y el Sudeste Asiático. Los déficits fiscales de los gobiernos han aumentado en los últimos años, lo que ha llevado a los gobiernos de los mercados en desarrollo de África y el Sudeste Asiático a pedir prestado en mayor medida a los bancos nacionales.

5. La caída de los precios de la vivienda y el aumento de los riesgos inmobiliarios aumentarán las preocupaciones sobre la estabilidad financiera. Facilitado por las bajas tasas de interés, el desembolso de préstamos hipotecarios se mantuvo fuerte durante la pandemia, pero la alta inflación, la caída del nivel de vida y las tasas de interés más altas reducirán la asequibilidad de los préstamos para vivienda en 2023.

6. Las condiciones financieras se mantendrán ajustadas. Las nuevas condiciones de endeudamiento de los bancos mayoristas seguirán deteriorándose a medida que las tasas oficiales de las economías avanzadas aumenten aún más, al menos a principios de 2023, y es probable que el crecimiento de los depósitos internos se desacelere a medida que los depósitos de los hogares y las empresas se vean afectados por la presión sobre los niveles de vida y la ralentización de la actividad económica. Es probable que los impactos varíen, beneficiando a los bancos que previamente han asegurado grandes volúmenes de financiamiento a largo plazo a tasas históricamente bajas, mientras penaliza a aquellos que están más expuestos al “riesgo de extensión” de refinanciamiento a corto plazo.

7. La rentabilidad de los bancos enfrenta presiones a la baja. Prevemos una rentabilidad bancaria bidireccional en 2023. Es probable que la disminución de la calidad de los activos empuje las ganancias a la baja a medida que las presiones inflacionarias (específicamente, los precios más altos de la energía y los alimentos) perjudiquen la posición financiera de los hogares y las empresas, y los bancos se adapten con mayores provisiones para pérdidas crediticias y cancelaciones. Además, es probable que los costos operativos y de refinanciamiento más altos reduzcan las ganancias. La desaceleración económica global (y la interna resultante) alentará estándares crediticios más estrictos y una menor demanda de préstamos, lo que ejercerá una mayor presión sobre las ganancias bancarias.

8. Presiones de costos aumentan el riesgo de que se impongan impuestos adicionales a los bancos. Los préstamos sólidos y sostenidos durante la pandemia, acompañados de un rendimiento crediticio mejor de lo esperado, elevaron la rentabilidad bancaria a máximos de varios años en 2022, particularmente en Europa. Las presiones persistentes sobre los costos de la energía y el deterioro asociado de las posiciones fiscales aumentan la probabilidad de que los países impongan impuestos temporales adicionales específicos del sector, incluso sobre las ganancias bancarias.

9. La innovación tecnológica seguirá cambiando el panorama bancario. En 2023, es probable que al menos algunos de los más de 90 países que investigan o desarrollan monedas digitales de bancos centrales (CBDC) alcancen la fase de implementación, con India y China continental buscando impulsar el uso de CBDC con una implementación ampliada en 2023.

Puede leer: Premio nobel de economía, Paul Krugman: Criptoindustria terminará en el olvido

10. Los temas ASG seguirán siendo un área de enfoque clave para los reguladores globales. A nivel mundial, los reguladores deberán equilibrar el deseo de priorizar la financiación de iniciativas ecológicas sin cortar inadvertidamente el acceso a la financiación para las economías en desarrollo vulnerables que dependen en gran medida de las industrias intensivas en energía.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE