L24.7485
Finanzas

Bancos proponen al Gobierno de El Salvador hacer una estructuración de deuda local

La Asociación Bancaria Salvadoreña entregó una propuesta para la gestión de la deuda local de corto plazo para mejorar el perfil de vencimientos.

2023-08-24

Por estrategiaynegocios.net

Los bancos privados de El Salvador han propuesto al Gobierno salvadoreño hacer una estructura de emisiones locales a plazos de 2, 3, 5 y 7 años que permitirá reducir los niveles de deuda pública de corto plazo y obtener un mejor perfil de vencimientos de las obligaciones financieras a mediano plazo.

La propuesta de la Asociación Bancaria Salvadoreña (ABANSA) dice que dicha estructura no con lleva un aumento en las inversiones de deuda pública de los bancos participantes de la propuesta.

“Con ello el país estará aumentando su resiliencia financiera y favoreciendo el acceso al financiamiento externo”, dice ABANSA en un comunicado.

La conformación de la deuda pública salvadoreña cambió “contablemente”, pero siguió creciendo entre diciembre 2022 y junio 2023, y totalizó US$28,615 millones, equivalentes a 83,7 % del Producto Interno Bruto (PIB).

La deuda histórica bajó de US$25,350 millones a US$19,762 millones por canje de Certificados de Obligaciones Provisionales (COP) por $8,397 millones y Certificados de Financiamiento de la Transición (CFT), por US$455 millones. Esto refleja un aumento de la deuda por pagar y sólo evita el pago de intereses y principal por cuatro años; aunque el pago de intereses debería registrarse periódicamente.

Claves para entender la dolarización que propone Milei

Los bancos privados locales han confirmado que participarán “activamente en este programa de emisiones del país, contribuyendo de esta manera al crecimiento económico sostenible de El Salvador dentro de un marco de estabilidad financiera”.

ABNASA dice que esta propuesta tiene como objetivo apoyar los esfuerzos del país para mejorar su perfil de deuda, disminuir el riesgo país percibido por los mercados internacionales y lograr un marco de estabilidad fiscal a mediano plazo.

Esta propuesta se da en el contexto de una mejora sustancial en los indicadores financieros de riesgo país, como el EMBI de El Salvador (aunque es el tercero más alto de Latinoamérica con 9,35 %), producto del pago adelantado de los Eurobonos 2023 y 2025, la fortaleza del sistema financiero salvadoreño y la confianza de las instituciones en el desempeño de la economía.

Al cierre de esta nota se desconoce si las autoridades gubernamentales habían aceptado o rechazado la propuesta de ABANSA.

12 ejemplares al año por $75

SUSCRIBIRSE